uno, dos

y uno las escucha y cree escuchar
a dos o tres viejas feas y brujas
pero resulta que cuando las divisas
son dos o tres jovencitas muy lindas
graznando como pájaros negros y endemoniados
seguro que están hablando de las amigas que están ausentes
o de sus pelos o de sus dientes
...

un esbozo de sombra

sus ojos brillan, como brillan
las estrellas en la noche, brillan
a veces con un brillo triste, a veces
con un brillo que alumbra el eterno océano;
sus ojos parecen una canción que huye
del tiempo y el espacio, que fluye
hacia donde quiere llegar
como el viento
que mese los árboles y susurra cuentos,
como el agua clara,
que da vida,
lluvia tras lluvia, sus ojos
brillan como la sonrisa de la luna
que crece, su mirada,
la de sus ojos,
es la más dulce sinfonía
y la más perfecta palabra jamás creada
...

breve escapada al cuaderno

va al baño, ella. él empieza a preguntarse si esta anotación, ella va al baño, en un día en el que hubiera preferido quedarse sólo escribiendo, no denota un espíritu poco profundo, ¿así hubiera sido mi día? ¿observar, lisa y llanamente, a los demás?, pero ¿si no tuviese a quien observar? ¿qué veía en su mente, cuando se imaginaba sólo escribiendo? se sintió triste, una de esas tristezas que generan los recuerdos, aunque, solo había estado pensando lógicamente, quizá...
siempre está a punto de comentárselo, pero no lo hace, al fin de cuentas, ¿qué hacía en su casa? no quería ofenderla...

obviedad

para decir pavadas mejor quedarse callado

more, more, more, more

.un berenjenal de vientos
.en los recobecos de lo indescifrable
.ojos grandotes de alertar
.este día dio lo mejor que tenía
.no sabes que la vida se puede acabar
.nunca te diré no, pero haré que no quieras verme más
.es tan fácil cuando tenés de quien hablar mal, dejar de verte
.entonces dirás -el amor volvió a fallar-.
.meses estirando el chicle, sin una palabra
.una estrella tras la nube
.y un ramillete de rosas zombies
.hongos de humo
.te arrepentirás de mis actos
.los muros de nuestra poesía
.extrañar con las vísceras
.si los relojes callaran
.explícito, si hay dudas...
.y el verde de un pasto crecido te hace ver irreales tus problemas
.no existe una canción tan triste como la del sol cuando de noche se marcha más alla
.llévame muy lejos agua adentro
.los pozos se llenan con muertos
.ya la cascada que persigue al silencio de un escritor está sonando
.mientras los fantasmas por los andaribeles de la mañana cantan
.las helices empezaron a girar pero él sostenia el helicóptero en sus manos
.te veo detenida en una imagen que conserva mi memoria
.las cosas que no deberían existir
.desvistiendo un cartucho de dinamita
.y quién recupera esos corazones que solto dolidos cuando por fin tiene la respuesta al dolor
.mientras esperamos que agarre el mate
.los locos son los perseverantes
.recuerden dormidos!
.felicidad que te desbarata
.ahogado en sueños
.tanto ánimo para no hacer nada
.muchacha suave de algodón
.por qué esa maldita costumbre de la materia y energía de no ser más que materia y energía
.mientras me quito el agua de una lluvia que nunca cayó
.atrapado en un momento poco poético
.cuando cerraba los ojos toda la luz del mundo desaparecía
.debo según quiero
.hoy gritamos susurros
.y aquí...con el escalpelo cortando rebanadas de ser y no ser
.afrontando el pelaje a los nuevos tiempos que corren

si, otra vez

si con esa cara te quedas ante la visión de ella
una lágrima enardecida de hierro fundido en oro
sin chistar, listar, romper, susurrar, tus ojos están apagados
la nariz enchastrada en verdades, la mirada de un zorro a lo lejos
boca de adivinanza que no podemos resolver
que modelo, ni que modelo, no está ahí, se construye con retazas
de viento traído
por lo cual, sus pies, y mejillas, que
cualquiera nombraría pez bajo el agua de un arroyo que también está azorado, y digamos
es, el cuadro, tal como un agradable final para una historia muy importante,
si te quedas con esa cara ante la maravillosa de ella, sos un rey,
entras en los libros
cómo vas a hacer eso -dice el coro- sos un zarpado, por dios...