los suicidas

los suicidas hablan por primera vez, liberados ya del deber y la vida, en el lugar a donde fueron; todos juntos meditan acerca sus antiguos problemas y oh! sorpresa! encuentran soluciones y empiezan a arrepentirse de haberse matado y, no sé si hay una palabra para esto, pero su inconformismo con el juego vital es quizás hasta incurable, labran la idea de desmorir, osea, para los muertos, suicidarse.

otra poesía

y para los que creen que ese otro mundo con el que sueñan existe, tanto como este, pues les digo, hay por ahí personajes que repiten sus andanzas, las que conoces acá, allá, en donde sea, y las gentes de esos lugares a veces reaccionan como acá, siguiéndolos y venerando, pero hay otros sitios donde no tienen tal suerte, y son personas comunes, que sueñan con mundos donde los aprecian más, o directamente, no saben nada de otras cosas y quizás, hasta leen estas palabras y ni siquiera piensan que pueden ser ciertas.

meta perro

si de algo sirve yo nunca quise ser perro
pero la ciudad y el silencio
nos transportan a la música
de mil aullidos que alguna vez
supo haber en el bosque que hoy
ha cambiado de aspecto,
acorde al nuevo régimen;

nosotros, si de algo sirve, nunca
quisimos ser perros
pero esta tierra ya no tiene poros
para estupideces como esas
el arma, la garra, el carro, el diario
trajín deambulatorio aún
en circunstancias circunscriptas
más poeta resultás
resuelta no la cuerda
la vida
un poco de vida
un poco de sabiduría era
todo nuestro alimento al día
de hoy no entiendo
cómo

new blog

ya hice el nuevo blog
se llama Asi de Cortito
textos, si se le puede decir textos, de
considerable tamaño
la dirección es



estabamos reunidos

de repente todos callaron
escuchamos que cantaba una flor
en el mismo instante
se agrietaba la última nube
de repente todos se dieron cuenta
"perdimos
     el jardín"
y soltaron el suspiro más largo
que jamás hubiera pisado el techo de la habitación
caminado las paredes,
llenado los vasos,
la mesa...

eh?

un ocho de bastos!

el destino

Si el destino es cruel,
lo dirá aquel
que envidia algún otro,
yo vagué
por miles de calles
pensando solo en ti
y creo que al fin sé
aceptar el mio propio.

Durante tanto tiempo fui
un loco;
no entendías ni la mitad
de mis historias,
y en todas,
en todas tú eras mi heroína,
mi princesa, mi musa,
tanto,
que no deseaba otra cosa
que estar siempre contigo;

nuestros momentos juntos
eran escasos,
tú me tratabas con delicada extrañeza
y nunca ni un beso ni un abrazo,
yo estaba perdido,
mi único amor no me correspondía;
hice de todo para que me amaras,
hasta llegué a ser molesto,
tú menos me quisiste.

Hoy, me he dado cuenta:
sin ti la vida no vale nada,
y si no puedo dejar
de llorar por los rincones,
si no puedo dejar
de ser una carga, pues,
mi vida,
debe, al menos, ser digna,
y por esto, debo terminarla,
mañana nadie sabrá que he muerto,
ni tendrán que aguantar un cuerpo
que se mueve sin nada
más que pena dentro,
mañana tu iras a la casa
de tus amigas
y dirás que por suerte
no me has cruzado
e incluso más tarde,
te olvidarás de mí,
al igual que todos,
ni conocerás esta carta;
este es mi destino,
amarte hasta el punto
de dar un paso al costado.

los mejores poemas

Los mejores poemas
se evaporan, o
se derraman, o
se olvidan
antes que lleguen tus
dedos, tus
suaves dedos, tus
apetecibles dedos, tus
tiernos dedos, tus
dedos
al más
mínimo
instrumento de
grabación, de
conservación, de
transportación, de
grafía. De
todas formas,
para que
quería esas
sabrosas, esas
atractivas, esas
bellas, esas
delicadas
poéticas.
eh?
para qué las quería?
publicarlas, o
guardarlas, o
meditarlas en profundidad,
en profundidad...
En la más espesa, la más
extensa, la más
loca, la más
hermosa
profundidad...
Para saber, para
descubrir, para
dejar en claro, para
solo
entender luego que
lo entendía todo
y ahora
solo
quedan
estos versos
que no son nada comparados
a aquellos...
a aquellos...
a aquellos...