qué podía decir?

estaba sentado frente a la computadora, con el mate al lado, eran dos monitores, uno tenía las configuraciones probablemente erroneas para el modem, por el otro bajaba cada tanto una onda, señal de que algo lo interfería, era de mañana, una mañana preciosa de primavera, pero todavía era julio, en la mesa de la cocina uno de los parlantes con los cables pelados conectado a un amplificador de cinco volteos, pero a seis, había que soldar pero no todavía, en la espalda notaba una sensación rara, otra de esas mañanas preciosas que se pasa mal, nido de fantasmas, olores de origenes desconocidos y canciones de subibaja, bueno, eso era pasado, osea, pasaron dos horas, pero el cuadro?, (lleva tres días, y un mes, y tal vez dos), no, que espere: el sofware para twitter no anda, tampoco el otro, dónde quedó esa página que en el historial no la encuentro, compruebo que se publicó la entrada, sólo cuatro visitas nuevas? y ningún comentario... ya medio cansado, estaba sentado frente a la computadora...  qué podía decir?

guapachoza

I

aprovecha la tranquilidad
y aprovecha las risas para reír
el silencio
la charla
los problemas
y el derruir continuo

II

el alma
sin embargo no es cualquiera cuando parece
el salto escrito
la no-muerte-divina

III

la mano
el susto
somos vos y
la escala

pedir
                  así
tocar

niño

IV

tengo que irme
porque nadie espera

V

te lastima porque te
defiendes de
ella que te
da
la vida.

L

-Hola (entró en la habitación)
-Cómo andás?
-Yo bien
-Y yo... (no alcanzó a terminar la respuesta que...)
-Estás haciendo otra de tus obras maestras?
-No lo sé (como olvidándose del tema)
-Cómo no lo sabes? (pregunta asombrado y curioso)
-Qué acaso ahora yo tengo el amor de todos los hombres? (enojada, revolviendo un asunto viejo)
-Qué quieres que te diga? (como dando vueltas, mirando la habitación, husmeando)
-Ya sabes qué quiero que me digas! (reprochando)
-Sí, ya lo sé y... (como retornando también él al asunto viejo)
-Tengo el amor de muchos de los hombres, de todos se podría decir..?. (empieza recitando, termina indagadora)
-...No, creo que estás haciendo otra de tus obras maestras. (afirma como un niño que se aburre al mismo tiempo que vuelve a su anterior curiosidad y se va)

dedicado a La UmpaLumpa 

Sin Título

la juventud es algo peligroso
luego viene la vejez y ya es otra cosa lo peligroso
pero no podes detenerte

y cuando recuerdo tengo presente que la vida ya pasó
y que lo que siento de igual
al ver tu rostro sonriente
en mis sueños
es que siempre
lo amo