Búsqueda

I

Caminando por calles verdes y azules,
escuchando los pequeños matices
de tu voz en otras voces.

Sentado en medio de recuerdos,
observando rostros muchos,
en busca del tuyo,

aunque sea, mínimos detalles
que curen un poco
la necesidad de verte.


II

En todas las miradas
  hay un poco tus colores,
  un poco tus sonidos,

  busco en los profundo
  alguna parte de vos
              en los demás,
  para no extrañarte tanto.


III

y aunque ahora
ya no salga a buscarte,
sé muy bien que te encontraré
casi sin querer
en todos los caminos
y en todos los árboles.

Púrpura de gatos

Escucho, tal vez en sueños,
augurios de gatos púrpuras

   que se derrite la luna
   en el mar,
   que su nostalgia
   la hizo, rodando, dormir.

Escucho el frenesí
en las luces de sus ojos,
las chispas que rebotan
en los pelos heridos o erizados.

Sin embargo
son músicas sus caras,
armonía en su llanto.

Quién sabe
sus lágrimas rueden
por la pendiente,
asciendan y renueven
la cara alba.

maldición va a ser un día

había esperado mucho tener
una noche con aquel juego
no estaba dormido
pero seguía en la cama
llamaron y después de atender
tomaba café mirando una novela
hacía gestos de asco pero no sentía nada
de vuelta en casa, tras no llegar al taller
los cigarros estaban en la mesa
perseguido como siempre en la calle otra vez
huía pero no sentía nada
hasta que el calendario dio la respuesta:
                   Martes

amor nº 3

es un sol
que vive en mi noche
es un beso
con el que nazco
en el último segundo de mi vida
...

muero y mueres,
ahora... este es solo otro poema que no recuerdo haber escrito

ritual cósmico (amor nº 2)

descanso hoy
en este mundo de alegres playas
que es tu cuerpo,
recibiendo el calor del sol
que vive en tus ojos;
musitando, como el viento,
caricias que son poemas eternos

un haz de luz te atravieza
sale de la punta de mi dedo
en tu frente

una palma en tu pecho
abre tu corazón

el plexo también despierta
juntos los dos

el sacro...

y la vida...

este ritual cósmico.

útero de música (amor nº 1)

vengo a soldar
con la luz de mis ojos
sobre tablas del otro mundo
las alabanzas
que me nacen
por los colores de tu alma

mi corazón
la lámpara
que se enciende
cuando ocupamos el mismo espacio

navégame
no te quedes quieta

cuando hayas ordenado todas las piezas
cuando hayas pintado todas mis venas

que la muerte nos separe

descargo forense

una gota del profundo océano
que pulsa mi bordona más gruesa
y veo
esas caras rosas, iluminadas
esas casas pintadas a cal
esas primaveras
tan lejos ahora
y la nube...
el agua se condensa
empiezo a llorar
con la confusión de los pájaros en el huracán
y es que mi raíz ha sido siempre la misma
y viví un sueño ligero
del que acabo de despertar
y grito, grito, grito
y no me escucho
ya no me escucho...

porcelanato

en las enzimas de las escucha
en la vertiente mordida del diablo
en la circundante y alegre y tetera
en todas las vasijas del agua
se encuentra un grano de sal que puede ser lágrima
un acabado sentir de modales y una vertiginosa unión de átomos... nos lleva a pensar en qué tan troyano era esto

pero todo es una tela tras rayos


conectarse
escuchar
escribir

hay que estar en sintonía para la pavada
hay que estar, también
porque todo lo que hoy
ayer
es allá

se contractura un ala
(creció hace un día)

pero eso no es problema
la lágrima es en mi rostro
entero

y se equivoca aquel que este poema es triste
felicidad es sin embargo una palabra

porque todo lo que ayer
hoy
es una tela
tras rayos
que van cayendo cuando quiero

todo es cuando quiero
pero todo, también es
cuando
ella viene a mi

y después
qué nos importa el después
si parece que acá
sí, acá
todo fuera de hace
mil
y
unas

sí, qué importa?
el pensar es para los libres
el saber es para los que lo necesitan
y el amor para los que no construyen

los caminos no nos llevan
soy yo el que los recorre
hasta sentarme en el andén a coger
el fruto del manzano
en la canción
que como tren no se detenía

todo es y debe
ser
una ilusión

ya lo dice el dicho
todo lo que ayer
era
hoy
es
una tela tras rayos

dejate envolver en el arroyo
(tela que corre)
que estás encendido fuego

y dime sí

yo no haré ninguna pregunta
no ves que estoy aquí complacido danzando?
en mi edición de bolsillo
en mi duende de locura
que en mi tela
que tras los rayos
ayer era
y todo lo que parece hoy
es

una ilusión acaso soy yo
y estas palabras tan fuertes
tan terrenas

tan invariables, en su confección
(el poema es una tela
tras rayos)

y la tela está pintada
pero es que hoy
todo lo que parecía feo
es lindo

soy una ilusión de fanfarria
que flota en el inconsciente océano
de la luz, la lucentísima luz
de los océanos

y es que
como una canción
todo lo que fue ayer
hoy es
una tela que tras rayos
ya no lastima
ya no llora