no va más

estábamos como sapos y pestañas, agrupados como sátiras de peluche,
no recuerdo mejor época, ni posterior entierro, la vida
pasa a veces así, congelada y a la venta, tan solo resta
hacer tejidos con los tientos, créeme
el color del vino puede teñir los amaneceres

Ajá

Había tanto para decir y tan pocas palabras, tanto que ver y apenas un par de ojos.
Nunca supimos cómo terminaba la historia, ni dónde el marco del cuadro, nadando en mar abierto, y sí, con agua que provocaba más sed.
Si tan solo hubiésemos estado desnudos, si tan solo no estuviéramos viajando...