qué macana que no podamos más!

el viento del mundo lo producen
ángeles y demonios
con el aletear de sus
alas
en tonos blancos y grises
morados y negros

los ojos viejos como hojas del otoño
corren suerte en las corrientes
vanguardistas y conservadores
por igual
desparramando luz
los soles y las lunas
discos todos
como ventanas de navío
puertas de cristal
dos mundos no se pueden
tocar.

Qué Hacer?



qué hacer? leer o escribir?
los pasos están escritos en cartón
un sonido lejano, suena
una constelación lejana, constela, contagia
consuela, arremete, saca propina
del tazón
a la mesa no le entra otro graffiti
desparramando noticias por las calles
enceradas, sin cabellos,
sin carrera, sin detalles de cómo, porqué
y cuándo no sé
qué decir, digo idioteces

el día y la noche se turnan para
dar de comer al mundo