Como un otoño dentro

virus, con forma de hoja amarillentada
por los torrentes de río de agua cansada
bulliciosa, en voces que chocan y no logran
                                           ni una nota
los párpados quieren cerrarse, como kioskos enmohecidos
en el precipicio del olvido

nadie ha dicho nada

Publicar un comentario